LA BIG DATA Y LAS FINANZAS

Big Data
Categoría: 

Las finanzas están inmersas en nuestra vida diaria, desde la compra de un café hasta una opción exótica de Asia, por lo que ser indiferentes a esta realidad es ir en contra de hacia dónde se dirige el mundo, pero además de esto, existen elementos muy interesantes para analizar, como por ejemplo el papel del financiero y los datos a través del tiempo.

Hasta hace menos de dos décadas, la función de una persona que se desempeñaba en el campo de las finanzas incluía un porcentaje mayor de componentes operativos, donde sacar una Tasa Interna de Retorno (TIR) o un Valor Presente Neto (VPN) eran procesos con una ponderación alta en sus funciones, pero, hay algunas cosas que han cambiado. La tecnología ha permitido que dichos procesos se realicen de una manera mucho más eficiente, lo cual le ha restado tiempo y ponderación a dichas funciones (no queriendo decir con esto que no sean importantes), pero hay un elemento adicional del que deseo hablar, un elemento nuevo en la ecuación que está cambiado la misma por completo, a saber, la Big Data.

La Big Data o los macrodatos, básicamente son datos a gran escala y, sé que parece sencillo entender de lo que se está hablando, pero de verdad tiene grandes implicaciones. Cuando hablamos de macrodatos, estamos hablando de escalas como docenas de terabytes, escalas que las aplicaciones informáticas tradicionales del procesamiento de datos no son capaces de procesar y aquí es donde viene lo interesante del asunto, ¿Cómo tratar estos datos? ¿Qué utilidad tienen en las finanzas? ¿Cómo esto cambia la ecuación del financiero?

Pues bien, aunque estas preguntas tienen respuestas dinámicas, es decir, su naturaleza puede ir cambiando con el tiempo, en la actualidad son muchos los usos que se les están dando, desde el coche que se conduce a sí mismo, hasta investigaciones que tienen que ver con la postura que se sienta cada persona para crear técnicas antirrobo de coches que identifiquen dicha postura. Las finanzas no son ajenas a esta era de Big Data, de hecho, están muy involucradas, ya que los inversores tomamos decisiones con base a una información disponible, y si esta información cambia, la distribución de probabilidades con las que tomo mis decisiones financieras también pueden cambiar. Por todo esto, un financiero actual no puede quedarse en la “época de las cavernas” sacando TIR y VPN como sus mejores funciones, ya que el mundo va en constante cambio y el campo de las finanzas se verá enormemente influenciado por el tema de la Big Data.

Para finalizar, es importante destacar que hoy en día lo que los financieros y en general todas las profesiones debemos aprender y aprehender son las estructuras y/o esquemas de pensamiento, ya que la información se encuentra en un constante flujo, no es algo estacionario, mientras que dichas estructuras y/o esquemas nos permitirán afrontar una realidad cambiante y que desafía nuestras capacidades como seres humanos.

 

Bibliografía

 

  • TED: Kenneth Cukier, Big data is better data

 

DAVID LEONARDO CALERO GARCÍA

MIEMBRO FUNDADOR SEMILLERO ALIANZA FINANCIERA