LAISSEZ FAIRE, LAISSEZ PASSER

Tableau Économique
Categoría: 

Para Adam Smith llegar a adquirir los datos y experiencias suficientes para escribir su obra magna, La Riqueza de las Naciones, le fue necesario viajar a diferentes destinos y apoyarse en hombros de gigantes. Uno de esos viajes que marcarían su forma de ver el mundo y le darían elementos para formar su propio pensamiento económico, lo hizo a la capital francesa, Paris. Ahí se tomó el tiempo de conocer una forma de pensamiento novedoso, teórico e intelectual, que daría muchas ideas analíticas e impactaría el pensamiento económico posterior, llamado fisiocracia. Una escuela del pensamiento económico que en palabras de THE ECONOMIST, lo consideraríamos “el primer sistema económico científicamente estricto”, con ideas que aún continúan vigentes en nuestras sociedades, es por eso que me tomaré la tarea de revisar los conceptos primordiales de esta fundamental escuela.

 

El pensamiento fisiocratico se desarrolló exclusivamente en Francia, en un corto periodo de tiempo (1750-1780), liderado por François Quesnay, un aristócrata e intelectual médico parisino, cirujano personal del rey Luis XV, hombre de suma confianza y admiración del rey, quien dedicó parte de su vida al estudio de la economía y sería recordado por Karl Marx como “el hombre que hizo de la economía política, una ciencia”. Quesnay comienza su movimiento en una Francia claramente atrazada respecto a la flamante y desarrollada Inglaterra, viendo como algunos sectores de la Francia de 1700 estaban avanzando mientras otros no, dando por resultado un desarrollo desigual, por lo que Quesnay y sus seguidores fisiócratas, desarrollaron ideas que buscaban entender en qué se fundamentaba la riqueza de un país.

 

Los fisiócratas empiezan por reconocer la relación de interdependencia que enlaza a todos y cada uno de los sectores de la economía, idea corroborada en los actuales procesos de globalización, donde todos trabajamos para otros de alguna u otra manera. Quesnay elaboró el Tableau économique, un diagrama en donde esquematizó de forma simple la interdependencia de los sectores de la economía y después de establecer estas relaciones, buscó además cuantificarlas, idea que casi 200 años después, el premio nobel de economía Wassily Leontief tomaría como base para su trabajo.

 

Al igual que los mercantilistas, los fisiócratas, reconocían la importancia de estudiar la economía para formular una política económica, pero a diferencia de ellos, los fisiócratas creían en la existencia de una ley natural. Pensaban que las leyes naturales influían sobre el funcionamiento de la economía, siendo esta última casi que una resultante del poder de la primera. Al estar estas leyes naturales sobre nosotros, no podemos manipularlas, solo acercarnos a su comprensión de manera objetiva como cualquier otra ley natural.

 

Al interesarse en el desarrollo, y el estudio de la riqueza de las naciones para poder promover un crecimiento económico, no estudiaron valor si no productividad física. Ellos decidieron no estudiar el dinero, si no el verdadero valor físico que hace que el dinero valga, buscaron la raíz, el origen de la riqueza y lograron identificarlo. Para los fisiócratas todo estaba en la naturaleza, la tierra, pues ella era la única capaz de generar un excedente económico después de pagar todos los medios de producción, a este excedente le asignaron el término de “producto neto”. El trabajo y todas las otras maneras, generaban dinero justo para pagar lo que se había necesitado para producir, mas no me generaba un excedente. Todas estas otras actividades económicas que no me generaban un producto neto fueron categorizadas como “estériles”. Una vez ya convencidos de que la tierra era el único medio para generar ganancias, llegaron a ver la renta de la tierra como la medida del producto neto de la sociedad en general y todos los impuestos o el flujo del dinero terminarían decantando en la tierra de alguna u otra manera, después de fluir por muchos canales del sistema macroeconómico, por tanto, la fuente de riqueza era la agricultura, ahí estaba la riqueza de las naciones, la explicación que ellos buscaban.

 

Después de estudiar la economía, podían avanzar a estudiar la política económica, en este caso comenzaron por reconocer que el deseo individual de las personas por maximizar sus beneficios, y el comportamiento del mercado regularían los precios y que este mercado estaba regido por leyes naturales independientes de la voluntad hombre. La libre competencia nos llevaría a mejores precios, situación en donde la sociedad se vería beneficiada. Recordando que Los fisiócratas creían en un orden o ley natural superior a cualquier organización humana, ese orden regularía todo y entre ese “todo” estaba el mercado, por tanto, el control o regulación de la economía se sale de nuestras manos, y la intervención gubernamental en ella no es ni necesaria, ni suficiente, entonces el fisiócrata Vincent de Gournay termino por concluir: “Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même”, dejen hacer, dejen pasar, el mundo va solo.

 

Esa idea de no intervención gubernamental en la economía aún persiste, la vivimos a diario en nuestras sociedades capitalistas y de esta manera vemos como los fisiócratas encontraron respuesta a los planteamientos que se hicieron, respuestas que definieron el curso de muchos hechos, fueron el sustento de otros pensadores, y aunque no todo fue aceptación para los fisiócratas ,encontrándose con la oposición de intelectuales como Voltaire y Rosseau, la contribución al estudio y modelaje de la economía por parte de esta escuela francesa, es innegable.

 

Bibliografía

http://www.economist.com/blogs/freeexchange/2013/10/economic-history-0

 

MICHELL REZENE TESFAMARIAM ORTEGA

ESTUDIANTE DE MEDICINA - PUJ CALI