Las competencias que todo trabajador debe tener

 

¿Quieres mejorar tu imagen como trabajador para lograr un ascenso? Asegúrate de contar con diferentes destrezas. Aunque cada profesión exige habilidades distintas, existen prácticas generales que no puedes dejar pasar por alto.

Cada día la competencia laboral es más fuerte, y si realmente quieres ser un diferenciador dentro de tu organización, tendrás que hacer un esfuerzo para conseguirlo.

También es muy importante que tengas claro cuáles son tus habilidades de tal manera que logres destacarlas a la hora de presentar una entrevista.

Pensando es esta necesidad, te compartimos algunas de las competencias que debes desarrollar para destacar dentro de la organización.

 

 

Creatividad: es la capacidad de inventar, crear nuevas ideas y ver la realidad de otra manera. Te permite innovar y encontrar soluciones alternativas a los problemas cotidianos.

Iniciativa: es la capacidad de asumir tareas y trabajar con compromiso, sin tener a alguien que le diga qué hacer.

Flexibilidad: es la destreza de adaptarse a los cambios, distintos entornos, circunstancias y personas. Quien es flexible posee la capacidad de renovarse continuamente y tener una mente abierta.

Autoconfianza: consiste en la seguridad en uno mismo. Las personas que tienen autoconfianza son atrevidas, no les importa el que dirán y poseen la capacidad de sobreponerse. 

Empatía: es una habilidad imprescindible en un equipo de trabajo, ya que permite tomar decisiones pensando en las consecuencias personales que pueden generarse con los compañeros de trabajo.  

Destreza para comunicar: los buenos comunicadores tienen la capacidad de iniciar conversaciones con todo tipo de personas, de entender y hacerse entender.

Trabajo en equipo: es una cualidad fundamental y muy valorada. Escuchar las opiniones de los demás, así como estar dispuesto a colaborar y generar un ambiente de compañerismo.

Tolerancia a la frustración: es la habilidad para tolerar la molestia, quienes poseen esta cualidad suelen ser personas flexibles, racionales y pacientes.

Puede que en cierta medida cuentes con estas habilidades, pero es necesario que te conozcas primero para poderlas potencializar y saber cuáles son más fuertes y en cuáles debes trabajar más.

 

 

Tags