Reconocimiento del papel de las familias en la construcción de escenarios de paz

"La familia representa la esperanza de la comunidad para el futuro, se constituye en elemento de reconstrucción del tejido social, y de eso se trata realmente el posconflicto".

Por Yamile Rodríguez Alarcón, 
Coordinadora de la Maestría en Asesoría Familiar

Los cambios que enfrentan las familias están relacionados con las características del contexto donde construyen sus relaciones, su historia y su entramado social (Echeverry, 1984; Gutiérrez, 1995), por lo que se hace necesario un reconocimiento de tales interacciones a fin de comprender las familias y acompañarlas en la búsqueda de soluciones a los desafíos que enfrentan.

La vida de los colombianos ha estado atravesada por un contexto impregnado de violencia que le ha arrebatado la tranquilidad, la esperanza y los sueños al ver morir y desaparecer a sus seres queridos. En el país, según el Centro Nacional de Memoria Histórica, el 81 % de las víctimas mortales que dejó el conflicto armado pertenecía a la población civil, lo que obligó a miles de familias a huir del terror de la tortura y la muerte, a emprender el camino del desplazamiento forzado. Entre 1985 y el 2012 , 5.712.506 personas se vieron afectadas por este fenómeno.

Estudiosos dan cuenta de la relación entre la violencia de la sociedad y la violencia familiar, incubando conflictos entre los miembros de las familias, causando tensiones, impotencia y soledad (Jimeno y Roldan, 1996).  Pensando en esto se considera que la construcción de escenarios de paz en nuestro país  y en otros territorios es un asunto que requiere una mirada ecosistémica y compleja, dada la imbricación de un buen número de elementos que han entrado en juego en la creación y mantenimiento de lo que podríamos llamar una cultura de la violencia, en un modo de vivir. Ya lo decía Maturana (1997), “si nos conducimos como si el modo de resolver los conflictos, fuese la violencia, la guerra, la negación del otro, es porque vivimos una cultura, en un estilo de pensar, de relacionar, de sentir, en la que esta surge”.

La búsqueda de paz requiere del reconocimiento del papel de las familias en la construcción de nuevos escenarios de paz donde sin duda ellas necesitarán ser acompañadas para transitar de su condición legal de víctimas, a las de sobrevivientes y de allí  asumirse como sujetos de derecho, como señalaba Fontán (2015), “ella representa la esperanza de la comunidad para el futuro, se constituye en elemento de reconstrucción del tejido social y de esto se trata realmente el posconflicto, de la reconstrucción del tejido social”.

 

Fragmento del documental 'Pueblo sin tierra'

La terminación de la guerra permitirá el logro de algunos beneficios para los ciudadanos colombianos; sin embargo, traerá consigo situaciones que se deben atender a nivel individual, familiar y comunitario (Garzón, Parra y Pineda, 2003) El cese de la confrontación armada no supone el fin del conflicto, es por esto que los escenarios de construcción de paz pueden generarse mientras aún haya un largo camino que recorrer para superar los motivos que han llevado a la guerra.

El panorama actual ciertamente esperanzador a la vez es totalmente desafiante y requiere de profesionales actualizados, preparados, con las competencias conceptuales y metodológicas que permitan el abordaje de los asuntos de familias movilizando, recuperando y multiplicando sus recursos, los de su contexto y los de los diversos sistemas que lo configuran en un trabajo colaborativo que permita el fortalecimiento de las capacidades resilientes de los individuos, las familias y las comunidades.

Desde esta perspectiva será necesario contar con asesores que estén en condiciones de acompañar a las familias en escenarios de construcción de paz, escuchándolas genuinamente, validando sus voces, su sentir y sus discursos cargados de dolor; centrados en los problemas que han enfrentado, ayudándolas poco a poco a favorecer la emergencia de relatos alternos donde puedan empoderarse e ir reconociendo la influencia que ellas mismas tienen ante sus desafíos, ganando cada vez más confianza en sí mismas y en las posibilidades que les brinda su contexto. 

Nuestro país y muchos otros territorios que han enfrentado el trauma de la guerra y el conflicto necesitan acompañantes competentes desde la excelencia académica, profesional y humana que cuenten con los recursos para trabajar interdisciplinariamente desde una perspectiva de familia, resiliencia y paz en la reparación de las víctimas, restitución de los DD.HH, la recuperación de la memoria histórica y la reconstrucción del tejido social.

Muchos de nuestros estudiantes de la Maestría en Asesoría Familiar, modalidad virtual están desde ya empleando recursos conceptuales, metodológicos y éticos para el ejercicio de su quehacer profesional en el acompañamiento de familias en condición de desplazamiento,desmovilización del conflicto y retorno a sus territorios; dando cuenta de procesos respetuosos de la dignidad humana, sintiendo que el programa virtual les está permitiendo coadyuvar en la transformación de las experiencias traumáticas en oportunidades de vida, lo cual es el sustento de la paz desde lo micro hasta en nivel de lo macro.

Referencias bibliográficas.

Centro Nacional de Memoria Histórica CNMH, (2013). Recuperado en http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/informes/informes-2013

Echeverri, L. (1984). La familia en Colombia, Problemática Actual.
Cuadernos de Familia, No.1. Manizales: Universidad de Caldas.

Fontán, V.  (2015) La familia en los escenarios de construcción de paz, en Revista Cuadernos de Paz, Vol. 2, No. 4, pp. 241-247.  Universidad Libre: Santiago de Cali

Garzón, J.; Parra, A.; Pineda, A. y SAN PEDRO, J. (2003). El posconflicto en Colombia: coordenadas para la paz. Tesis de pregrado, Facultad de Ciencias Jurídicas, Departamento de Derecho Procesal, Centro de Estudios de Criminología y Victimología, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá.

Gutiérrez de Pineda, V. (1995). Ayer y hoy de la relación de los géneros en
el patriarcalismo. Innovación y Ciencia, 4, 4,

Jimeno, M.  y Roldan, I. (1996).  Las sombras arbitrarias. Violencia y autoridad en Colombia. Editorial Universidad Nacional: Bogotá.

 

Tags