Su trabajo de investigación se destaca en Brasil en proyectos empresas como Renault, Volkswagen, Fiat, Mahle, Petrobras y la Universidade de São Paulo.
Publicado: 10 / 10 / 2018
Creado por: johan.giraldo

Los ingenieros son pocos creativos, son ‘nerds’, no tienen vida social o tienen mala ortografía, estos son algunos mitos que hay alrededor de estos ingeniosos profesionales, pero que en este caso no aplica para Alexander Zuleta. Este antioqueño es el invitado central del lanzamiento de la carrera de Ingeniería Mecánica, quien impartirá su experiencia en investigación relacionada con motores de combustión interna, teniendo como referencia tres proyectos que han sido ejecutados dentro del vínculo empresa - universidad.

Alexander creció en Medellín y su ingenio siempre hizo parte de su personalidad. Su historia como ingeniero mecánico está ligado a su infancia cuando jugaba con carros de control remoto y su inquietud por saber cómo funcionaban lo llevaba a destaparlos y rearmarlos. Esa curiosidad lo fue encaminando para lo que sería su próxima señal de vida, alinearse en el cúmulo de los ingenieros.

Fue entonces cuando Alexander Zuleta entró al Instituto Técnico Industrial Pascual Bravo, allí "ratifiqué que realmente quería ser Ingeniero Mecánico después de pasar por varias áreas como electricidad, fundición, dibujo técnico y motores, donde descubrí lo que realmente era mi futuro profesional".

Luego de su paso por el colegio, la pasión por la ingeniería seguía más viva que nunca, por eso se matriculó en el programa de Ingeniería Mecánica en la Universidad Nacional de Colombia. "Era bastante exigente gracias a la estructura de las disciplinas y a la calidad de los profesores con muchos años de experiencia en las diferentes áreas. Tuve la oportunidad de tener los mejores profesores y avanzar poco a poco en cada uno de los semestres hasta finalizar en 2007", dice este paisa de 37 años.

Así, su vida universitaria se convirtió en su prioridad. Las expectativas que tenía sobre el programa fueron cumplidas satisfactoriamente, sobrepasando la idea que tenía al comienzo de la carrera. El plano curricular de cada disciplina y la variedad de opciones como líneas de investigación a seguir fueron muy importantes en su formación.

Y es que esa preparación fue lo que fraguó parte de su próximo reto, el laboral. Inició su experiencia en una compañía de Medellín y asumió el cargo de una planta industrial. "Ser responsable por la planta industrial con 30 personas, la fabricación, ensamble, acabados y posterior entrega al cliente del producto fue una grata labor como ingeniero recién egresado. Aplicar los conocimientos matemáticos y físicos, además de áreas específicas como materiales, procesos de manufactura, soldadura, control de calidad y hasta el manejo de personal; fue bastante interesante una vez que todo en la teoría se resuelve más fácilmente, pero ya en la práctica con un objetivo y una responsabilidad sobre un cliente ya no es tan simple", señaló Zuleta.

Sin embargo, Alexander solo estuvo seis meses en el cargo para luego dedicarse a sus estudios de posgrado. Hoy es Magíster en Ingeniería de la Universidad de Antioquia y Doctor en Ingeniería Mecánica de la Universidade de São Paulo, Brasil. Una vez de regreso a las aulas, este antioqueño hizo énfasis en la investigación, lo cual resultó siendo un éxito. Su trabajo ha sido financiado por algunas de las empresas más importantes del mundo (Renault, Volkswagen, Fiat, Mahle y Petrobras) y hoy es un consolidado en su carrera. Ha impartido clases en universidades como la Universidad de Antioquia, Universidad Cooperativa (sede Medellín); sus investigaciones se han publicado en medios especializados de Portugal, España, Alemania, Brasil, Chile y Colombia.

Estas cualidades y su éxito profesional es lo que le ha permitido ser elegido para estar presente en el lanzamiento de la carrera de Ingeniería Mecánica, un programa con muchos retos por delante y con la misión de derribar mitos que limitan el ingreso de estudiantes a las universidades.  Según Alexander, "la forma de generar atracción en los jóvenes es mostrando las diversas aplicaciones que el programa tiene en su plano curricular y la variedad de líneas de investigación, como en este caso, con Diseño de Producto y Biomecánica. Estas aplicaciones serán el diferencial de los futuros ingenieros mecánicos de la Universidad Javeriana de Cali con relación a los egresados de otras universidades de la ciudad y del país, haciendo que profesionalmente tengan una visión diferente y la capacidad de trabajar en ambientes multidisciplinares como lo exige el mundo en la actualidad".

Aquí formamos a los líderes que el mundo necesita.

La Responsabilidad Social Universitaria tiene el compromiso con la comunidad con la que obra y con la sociedad en la que se inserta.

La sociedad está en el corazón de esta Universidad.

La Responsabilidad Social Universitaria es imperativo ético de coherencia.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

Si te fijas bien, es imposible el saber sin tener completo el ser

Lo que hagas te hará famoso, cómo lo hagas te hará inspirador.

“Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”.

Howard Gardner, neurocientífico; autor de la teoría de las inteligencias múltiples. Universidad de Harvard.

Nos gustan los seres íntegros, que inspiran a otros.

La Responsabilidad Social Universitaria es un compromiso y aporte de valor agregado.

Le damos igual valor a la mente y al corazón.

Eres capaz de aprender a ser lo mejor que puedas ser para el mundo.

La vida te va a medir por mucho más que resultados.

Últimas noticias