Este es un reconocimiento para todos los jóvenes que han trabajado y creído en el poder de las cartas como herramienta para la construcción de un mejor país.
Publicado: 25 / 09 / 2019
Creado por: veronica.gomez
De manos de nueve Nobel de la Paz, Cristian Palacios y Valeria Piedrahita, estudiantes de Ciencia Política, recibieron galardón.

El poder de reconciliación que encontraron estudiantes javerianos en el olvidado acto de escribir una carta a mano con destinatario y remitente entre víctimas y victimarios de un conflicto armado está siendo reconocido en el mundo. El pasado 21 de septiembre en Mérida, México, Cartas por la Reconciliación, el proyecto que nació en la Javeriana Cali, fue uno de los ganadores del Billion Acts Hero Award 2019.

De manos de nueve Nobel de la Paz, Cristian Palacios y Valeria Piedrahita, estudiantes de Ciencia Política, recibieron este galardón que reconoce el trabajo de jóvenes que se convirtieron en los mensajeros de cartas entre guerrilleros de las Farc y colombianos afectados por la guerra interna.  

One Billion Acts es una organización que tiene como lema “un acto de paz a la vez” que determina que mil millones de actos a la vez contribuyen al cumplimiento del objetivo principal: la paz.

“El obtener este premio tan importante de manos de estas importantes personas es una gran responsabilidad y un compromiso de seguir siempre adelante, ni un paso atrás, buscando las mejores maneras de construir país, de construir paz”, afirma Cristian Palacios, quien lideró desde sus inicios la campaña Cartas por la Reconciliación.

Este estudiante javeriano asegura también que este reconocimiento es un llamado para el Gobierno Nacional, “que hay que ponerse los pantalones y cumplir lo acordado. Que está en juego la vida de los colombianos y que somos más los que queremos ver un país diferente”.  

Cartas por la Reconciliación es una campaña en la que se comprometieron ciento de jóvenes del país, apoyados por la Javeriana Cali y otras instituciones. Del impacto positivo que lograron poniendo a escribir a mano a los colombianos en pleno Proceso de Paz, hablamos con Cristian.

¿Cómo nace Cartas por la Reconciliación?
Nació hace tres años, después de participar en una cumbre de nobeles de Paz en Bogotá al que asistí con otro compañero. Allí tuvimos la oportunidad de hablar con el Nobel de 2014, quien nos contó que tenía un proyecto que consistía en enviar cartas a refugiados por todo Europa. Justo para esa época los guerrilleros de las Farc asistían a Las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) y Puntos Transitorios de Normalización (PTN) (áreas de ubicación temporal hasta la culminación del proceso de dejación de armas). Eso nos dio pie a replicar esa iniciativa en Colombia.

¿Cómo lograron que las personas se decidieran a escribirles a los guerrilleros?
Empezamos un recorrido por colegios, universidades, iglesias y parques públicos de la ciudad, donde le pedíamos a los jóvenes y adultos que escribieran una carta anónima o firmada dirigida a los guerrilleros de las Farc. Después las leíamos para hacer un filtro, porque muchas personas escribieron insultos, y la idea era que fueran mensajes positivos. Queríamos que fueran cartas dirigidas a los combatientes que habían tomado la decisión de reintegrarse a la sociedad.  La campaña poco a poco se fue extendiendo a varias ciudades del país y mi casa se convirtió en el centro de recolección de cartas. Llegamos a tener 2.000 cartas en solo 20 días de la campaña.

¿Cuándo se hace la primera entrega al grupo armado?
Para esas fechas, el Instituto de Estudios Interculturales de la Javeriana Cali estaba haciendo una actividad en Caldono, Cauca, donde estaban las primeras zonas veredales. Solicitamos participar y gracias a la ayuda del Padre Rector pudimos llegar allá para entregar las cartas. Fuimos 40 estudiantes javerianos y empezamos a leerles las cartas porque incluso había guerrilleros que no sabían leer. En otros encuentros ya participaron jóvenes de varias zonas del país, quienes viajaron desde sus ciudades para entregar personalmente las cartas a los integrantes de las Farc.

¿Y los guerrilleros respondieron esas cartas?
Justo en esa actividad, un guerrillero toma un cuaderno y se pone a escribir una carta como respuesta. Además, porque entre las cartas que les llevamos iban varias escritas por víctimas del conflicto armado. Fue así como logramos reunir un bloque de 50 cartas escritas por integrantes de las Farc en las que piden perdón por sus actos de violencia. Las dejamos en el Museo de Víctimas de Trujillo. Al final alcanzamos a tener 400 cartas de guerrilleros.

 ¿Cuál es el paso ahora con las cartas recolectadas?
La idea es crear un tipo de museo andante, hay registro fotográfico y audiovisual de las veces que estuvimos en zonas veredales con guerrilleros, el cual vale la pena dar a conocer este proceso de reconciliación real y reconstrucción de memoria histórica.

Premios obtenidos por Cartas por la Reconciliación 

  • El Youth Carnegie Peace Prize, que algunos entusiastas exageran en calificar como un nobel juvenil de paz (https://www.vredespaleis.nl/letters-for-reconciliation-awarded-youth-pri...).  
  • El premio como Most Oustanding Local Project de la  “JCI Conference of the Americas 2018”. Esto los catapulta al concurso mundial de iniciativas auspiciadas por la JCI.
  • Participaron como panelistas invitados (NUESTRO ESTUDIANTE) en el Nobel Peace Prize Forum 2018, en  Minneapolis. Este es un evento del instituto Noruego del Nobel. Cristian Palacios estuvo con traductor simultáneo exponiendo sobre Cartas por la Reconciliación.
  • El proyecto fue incluido en The 2018 Youth Solutions Report. Conoce . (Para saber más de la red ver http://sdsnyouth.org/)

dsc_5654.jpg

 

Billion Acts Hero Award es una iniciativa de la PeaceJam Foundation, entidad en cuya junta hay 14 premios nobel. En 2016 el premio fue entregado a Manuel Ramiro Muñoz del IEI de Javeriana Cali.

Aquí formamos a los líderes que el mundo necesita.

La Responsabilidad Social Universitaria tiene el compromiso con la comunidad con la que obra y con la sociedad en la que se inserta.

La sociedad está en el corazón de esta Universidad.

La Responsabilidad Social Universitaria es imperativo ético de coherencia.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

Si te fijas bien, es imposible el saber sin tener completo el ser

Lo que hagas te hará famoso, cómo lo hagas te hará inspirador.

“Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”.

Howard Gardner, neurocientífico; autor de la teoría de las inteligencias múltiples. Universidad de Harvard.

Nos gustan los seres íntegros, que inspiran a otros.

La Responsabilidad Social Universitaria es un compromiso y aporte de valor agregado.

Le damos igual valor a la mente y al corazón.

Eres capaz de aprender a ser lo mejor que puedas ser para el mundo.

La vida te va a medir por mucho más que resultados.

Últimas noticias