Profesores javerianos, asociados al Laboratorio de Economía Aplicada (LEA), han estimado el impacto económico y social de la Feria de Cali durante los últimos cuatro años.
Publicado: 11 / 02 / 2020
Creado por: juanpablo.guzman

Justo en la temporada de vacaciones que comienza después de Navidad y hasta el 30 de diciembre, la ciudad de Cali es otra. Los sitios emblemáticos y sus calles se transforman en los grandes escenarios para albergar el principal evento cultural de participación masiva en la ciudad y el principal evento cultural de fin de año en Colombia. La Feria de Cali es un evento que atrae a miles de personas, locales, nacionales e internacionales, entusiasmadas por vivir una experiencia cultural cargada de ritmos y alegría.

Un grupo de Javerianos, a modo de consultoría, asumieron el reto de medir por primera vez en Colombia, el impacto económico y social de un mega-evento cultural: La Feria de Cali. El grupo estuvo conformado por dos investigadores líderes del Departamento de Economía, Luis F. Aguado y Alexei Arbona; cuatro líderes temáticos, Sebastián López, Henry Duque, Paula Garizado y Diana Zuleta; y nueve asistentes de investigación, Verónica Palacio, José Carmona, Juan Herrera, Isabella Urbano, José Muñoz, John Mendoza, Ana Santamaría, Leydi Gruesso y Paola Álvarez. Además, se contó con el apoyo técnico en producción de Proyectar SAS, Carolina Yara y Almagina SAS.

 Como bien cultural la Feria genera valor desde una triple óptica: económica, social y cultural. Valor económico, se asocia a la capacidad de generar ingresos y empleos atribuibles a su celebración. Igualmente, le genera una ventaja competitiva a la ciudad al ofrecer una opción para atraer turistas que buscan nuevas y variadas experiencias culturales que dinamizan el gasto sobre la economía de la ciudad. Valor social, asociado a los beneficios positivos sobre la calidad de vida tanto de quienes participan como asistentes o artistas, o incluso también de aquellos que no participan. Valor cultural, asociado a valores intrínsecos vinculados con la naturaleza simbólica y artística de la Feria en sí misma, por ejemplo: la alegría, escapar de la rutina, la transmisión de valores culturales; el desarrollo de habilidades para el sector cultural (innovación en estilos, surgimiento de nuevos artistas, plataforma para exponer sus trabajos) y la preservación, transferencia y protección de la herencia cultural.

Para ello, los investigadores trabajaron arduamente enfrentándose al calor intenso y las lluvias repentinas de una ciudad festiva y en ocasiones colapsada para recoger la información necesaria y realizar el análisis. Vivieron la experiencia de estar en medio de la gente, conversando con extranjeros, artistas, organizadores, entre otras personas en los diferentes eventos; a la vez que sistematizaban los datos recolectados en unas bases de datos de gran envergadura.

Los resultados obtenidos por el equipo javeriano se dividen en cuatro secciones: “El Talento Creativo de la Feria”, “Los que Participan”, “La Experiencia Cultural” y “Cuánta Riqueza Genera”. Dentro de los datos más relevantes encontraron que por año más de 7.000 artistas y creativos hacen posible el festejo. También, estiman en más de un millón las personas que participan de la feria, compuesta por una media de 56 eventos oficiales coordinados por Corfecali que inducen más de 120 eventos de carácter privado. Además, se encuentra que cerca del 40% de los turistas nacionales arriba desde Bogotá y el 15 % de los internacionales llega desde Estados Unidos.

Por otro lado, encontraron que la valoración del evento por parte de los asistentes es en su mayoría positiva y la asocian con palabras como “alegría”, “felicidad”, “sabor”, “fiesta”, “cultura” y “espectacular”. En relación al balance económico, estimaron que el gasto diario promedio de los turistas internacionales es cerca de $280.000 pesos, mientras que el de los turistas nacionales es de $160.000 pesos. Así, hallaron que la Feria de Cali genera un impacto económico de un poco más de 0.3 billones de pesos y 14.000 ocupados, por año.

En términos generales, el balance presentado por el equipo resalta lo valiosa que es la Feria de Cali, pues potencia el talento creativo local y preserva las tradiciones de la ciudad, a la vez que tiene un gran impacto económico, que se ve reflejado en la generación de nuevos empleos y el posicionamiento de la ciudad como un destino turístico y cultural.

En cuanto a la importancia de la medición, Isabella Urbano, asistente de investigación del proyecto y estudiante del Programa de Economía señaló: “proyectos como este denotan transparencia, pues la gente logra enterarse en qué se va la plata de sus impuestos y si esto realmente tiene un impacto para la ciudad”.

Proyectos como este permiten a los estudiantes adquirir experiencias altamente profesionalizantes y posicionan al Laboratorio de Economía Aplicada del Programa de Economía de la Universidad como un espacio de formación que tiene un alto impacto a nivel de ciudad.

Aquí formamos a los líderes que el mundo necesita.

La Responsabilidad Social Universitaria tiene el compromiso con la comunidad con la que obra y con la sociedad en la que se inserta.

La sociedad está en el corazón de esta Universidad.

La Responsabilidad Social Universitaria es imperativo ético de coherencia.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

Si te fijas bien, es imposible el saber sin tener completo el ser

Lo que hagas te hará famoso, cómo lo hagas te hará inspirador.

“Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”.

Howard Gardner, neurocientífico; autor de la teoría de las inteligencias múltiples. Universidad de Harvard.

Nos gustan los seres íntegros, que inspiran a otros.

La Responsabilidad Social Universitaria es un compromiso y aporte de valor agregado.

Le damos igual valor a la mente y al corazón.

Eres capaz de aprender a ser lo mejor que puedas ser para el mundo.

La vida te va a medir por mucho más que resultados.

Últimas noticias