El amor y el arte unen a David Fayad y Estefanía Zapata, dos javerianos que estuvieron entre los mejores puntajes de las pruebas Saber Pro. ¿Cuál fue la clave para lograrlo? Aquí la historia.
Publicado: 06 / 04 / 2018
Creado por: veronica.gomez
saber pro de Artes Visuales

No fue inesperado, tampoco planeado, pero “sí estábamos seguros de nuestros conocimientos”, afirma David Fayad sin titubear cuando se refiere al destacado puntaje que él y Estefanía Zapata alcanzaron en las Pruebas Saber Pro.

Responde con esa seguridad por los dos porque sabe que más allá de la relación de pareja que los une, comparten una formación desde muy niños basada en la pasión por el aprendizaje y que hoy les ha permitido proyectarse como profesionales en las artes visuales.

Ser hijos de profesores, dice Estefanía, les ayudó a interiorizar el método de aprendizaje de manera más fácil. De ahí que parte de los créditos de obtener uno de los mejores resultados en las pruebas de Estado se lo den a la educación recibida en casa. El resto se reparte entre el colegio donde se graduaron y la Universidad Javeriana Cali que los formó como artistas. “Estudiar en una institución que le permita a uno ser curioso y alcanzar ese amor hacia el conocimiento es clave”, aseguran.

Hoy, como egresados de Artes Visuales, están más que convencidos que esta carrera los llevó a cuestionarlo todo.  “Y aunque no se vea de manera puntual asignaturas como matemáticas, inglés o lenguaje, la carrera te va exigiendo saber de esto”, opina Estefanía, mientras que David agradece a los profesores del programa que lo guiaron hacia la curiosidad de querer saber más allá de las aulas de clases. “Que lo impulsan a uno ser crítico”, puntualiza.

Por eso, escucharlos hablar con esa claridad y fluidez, no cabe duda que la noticia de estar entre los mejores de Saber Pro no fue sorpresa sino un reconocimiento a esa entrega que cada uno, desde su énfasis como artista, ha logrado tener en su formación.

Los dos fueron beneficiados del programa Sígueme, que brinda posibilidades de mayor enriquecimiento académico y de apertura a nuevas experiencias regionales. Gracias a este, David y Estefanía cursaron los tres últimos semestres de la carrera en Javeriana Bogotá. “La Javeriana es la universidad que me identifica. Ir a Bogotá fue enriquecedor por la trayectoria que tiene ya la carrera de Artes Visuales allá”, dice la joven artista.

En la capital también hicieron la práctica. Él la hizo en una galería de arte y ella como crítica de arte en una reconocida página web.

Enseñar las artes desde el pensar

Graduados como artistas visuales de la Javeriana Cali, Estefanía trabaja como docente con un operador del ICBF capacitando profesores y madres comunitarias de Pradera, Florida, Candelaria, Palmira y Cali en temas de arte. También se desempeña como formadora artística en el proyecto ‘Mi comunidad es escuela’, de la Universidad del Valle.

David, por su parte, está innovando con las artes electrónicas, un énfasis que le permite desarrollar su interés por los videojuegos y la programación. De hecho, su trabajo de grado en la universidad estuvo relacionado con aparatos de segunda vistos desde las artes, pero intervenidos desde la ingeniería. Estos conocimientos lo llevaron a realizar primera exposición en la galería del Liceo Francés y dictar talleres de artes electrónicas a estudiantes de ese colegio.

Pero el trabajo más destacable de estos dos artistas javerianos es el que realizaron en dos escuelas Nasa del cabildo indígena del resguardo de Guambia. Allí crearon un método para enseñar arte a los niños de esa comunidad, lo titularon ‘Tres palabras para enseñar arte’. El resultado fue un material didáctico en el que se enseñan las artes no desde la técnica sino desde el pensar.

“El taller tiene tres palabras principales: imagen, rayar y grabar. Pero no les enseñamos a pintar, dibujar o esculpir sino a pensar sobre las imágenes. Se trata del pensamiento crítico”, explica Estefanía. El gran objetivo con las clases era cambiar en el imaginario cultural el enfoque en el que se enseñan las artes. Un proyecto que, además de dejarles una satisfacción grande como profesionales con vocación de servicio, los ha unido más como pareja. Por eso, siguen haciendo planes juntos, ahora le apuntan a realizar una maestría en el exterior con la que seguirán demostrando que ser los mejores es un arte.

Aquí formamos a los líderes que el mundo necesita.

La Responsabilidad Social Universitaria tiene el compromiso con la comunidad con la que obra y con la sociedad en la que se inserta.

La sociedad está en el corazón de esta Universidad.

La Responsabilidad Social Universitaria es imperativo ético de coherencia.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

Si te fijas bien, es imposible el saber sin tener completo el ser

Lo que hagas te hará famoso, cómo lo hagas te hará inspirador.

“Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”.

Howard Gardner, neurocientífico; autor de la teoría de las inteligencias múltiples. Universidad de Harvard.

Nos gustan los seres íntegros, que inspiran a otros.

La Responsabilidad Social Universitaria es un compromiso y aporte de valor agregado.

Le damos igual valor a la mente y al corazón.

Eres capaz de aprender a ser lo mejor que puedas ser para el mundo.

La vida te va a medir por mucho más que resultados.

Últimas noticias

universidad de zaragoza javeriana cali
Publicado: 18 / Mayo / 2018
Enfermeria
Publicado: 18 / Mayo / 2018