queesuncentro.png

 

tutoria3.jpg

Los centros de escritura aparecen oficialmente a partir de la década de los sesenta en las principales universidades de Estados Unidos. Inicialmente surgen, entre otras razones, para remediar las necesidades de estudiantes que ingresaban a la universidad con condiciones de preparación académica inferiores a las del promedio de la población estudiantil de los colleges (veteranos de guerra, minorías étnicas o económicas, deportistas, etc.). Fueron propuestos como un método llamado “Laboratorio de escritura”, inicialmente dentro y luego fuera del aula.  

Este servicio se ofrece de manera gratuita a los estudiantes otorgando ciertas ventajas, entre ellas: al no ser cursos nivelatorios, los estudiantes no se sienten discriminados; la asistencia es voluntaria o, en algunos casos, sugerida por un profesor; la atención es prestada, en la mayoría de los casos, por estudiantes de pregrado o posgrado que tienen unas habilidades o experiencias que ponen al servicio de los compañero, por lo que no hay la sensación de la mirada evaluadora del profesor; los estudiantes pueden asistir todas las veces que lo consideren necesario en el desarrollo de un trabajo académico.

Los centros de escritura tienen como finalidad formar mejores escritores a través de sesiones de tutorías que, en la mayoría de los casos, se realizan de manera presencial con un tutor que se presenta como un lector crítico del texto. Waller (2002) resalta que los centros de escritura, en los años 90, buscaron formar personas pensantes y escritoras. “Idealmente la mayoría de los centros de escritura quieren ser vistos como lugares donde todos los escritores dentro de la comunidad universitaria puedan convertirse, de manera reflexiva, en lectores competentes de su propia escritura” (Waller, 2002).

 En la actualidad existen Writing Centers en la mayoría de las universidades de Estados Unidos, Canadá y Australia, con diferentes abordajes y enfoques, pero con la misma filosofía: brindar un acompañamiento en todo el proceso de escritura con el fin de hacer lectores críticos y mejores escritores. Todos estos centros se encuentran asociados a nivel regional, nacional e internacional, siendo la IWCA (Asociación Internacional de Centros de Escritura) la organización que mayor presencia tiene y que ofrece apoyo de diversa índole a estos centros de escritura. En el año 2013, se creó  la Red Latinoamericana de Centros y Programas de Escritura. Se identifican cerca de 40 centros y programas de escritura en esta región (Molina, 2015).

En Colombia, el Centro de Escritura Javeriano es el primero en prestar este tipo de servicios integrales. 
 

Referencias

Molina Natera, V. (2015). Panorama de centros y programas de escritura en Latinoamérica. Cali, Colombia: Sello Editorial Javeriano.

Waller, S. (2002). A Brief History of University Writing Centers: Variety and Diversity. United States. Retrieved from: http://www.newfoundations.com/History/WritingCtr.html

Síguenos en…