Pasar al contenido principal

45 legatarios de la Comisión de la Verdad trabajarán por la reconciliación y buen vivir en sus territorios

45 legatarios de la Comisión de la Verdad, trabajarán por la reconciliación, y buen vivir en sus territorios.
Mario Andrés Mayolo Obregon

Creado por: Mario Andrés Mayolo Obregon

27 de Julio de 2022
 
"Que el Dios de la paz suscite en todos un auténtico deseo por el diálogo y la reconciliación. La violencia no se puede superar con la violencia. La violencia se supera con la paz".
Papa Francisco

Durante un enriquecedor proceso académico de duración de cinco meses, con intensidad de 120 horas, segmentadas en cuatro módulos de trabajo, 45 diplomantes representantes de organizaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes, de diferentes zonas del suroccidente colombiano, fueron capacitados en el diplomado Reconciliación y Construcción de Paz: el legado de la Comisión en los territorios. En este proceso se potenciaron sus capacidades y liderazgos como gestores del dialogo social y de alianzas estratégicas para la reconciliación y sana convivencia en sus comunidades, partiendo de la comprensión de los diferentes significados o puntos de vista, sobre paz territorial, desarrollo rural, justicia, y vida digna en el campo, desde las miradas institucionales y de las organizaciones sociales.  

"No hay reconciliación hasta que reconoces la dignidad del otro, hasta que ves su punto de vista, tienes que registrar el dolor de las personas. Tienes que sentir su necesidad".
John M. Perkins

Para el diplomante Alejandro Mamián Tovar, líder del sector campesino, en ruralidad del municipio de Florida, Valle del Cauca; este proceso formativo le ha brindado una serie de herramientas y saberes para instruir a su comunidad, especialmente a víctimas del conflicto armado, empleando la información amplia y valiosa presente en el material pedagógico, que está disponible en la plataforma web del Legado de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad Mamián desea replicar este mensaje de reconciliación y no repetición de actos violentos a la mayor cantidad de personas posibles en su territorio y poder emitirlo desde aquellos con alto índice de alfabetización hasta quienes tienen más conocimiento.

Por su parte, Segundo Sebastián Ordóñez, líder del grupo HOMOCOL, el cual trabaja para la sana convivencia en ruralidad del municipio de Colón, Nariño; hay retos muy grades que se deben enfrentar desde su condición de Legatario de la Comisión de la Verdad, para gestar diálogos, alianzas y generar unidad para el desarrollo social conjunto de las comunidades del área. Asegura Ordóñez que "los saberes adquiridos en el proceso académico serán de gran utilidad para que a través del dialogo, la verdad y el uso de los informes del Legado de La Comisión sean un vía para trabajar y hacer pedagogía, no para repercusiones vengativas por parte de las víctimas, sino para que la guerra jamás vuelva a su territorio".   

Este proceso formativo, para fortalecimiento de capacidades, fue impartido en el Marco de la Comisión de la Verdad por la Universidad Javeriana de Cali, a través de su Instituto de Estudios Interculturales y financiado por la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo, con el objetivo de aportar y sumar esfuerzos en la solidificación de iniciativas para la reconstrucción de memoria, verdad y reconciliación, que contribuyan a la no repetición del conflicto armado y transformaciones positivas en los territorios.

"El trabajo de mediación y reconciliación es una profunda búsqueda de la justicia y la transformación social. Pero, al mismo tiempo, se trata del servicio, la solidaridad, de explorar y redescubrir el espíritu humano que se ha perdido o destruido a través de los conflictos humanos, la crueldad, la ignorancia y la avaricia".
Hizkias Assefa