Pasar al contenido principal

Magíster en Ingeniería de Software desarrolla un sistema de información para optimizar proyectos de la empresa Deltec

Magíster en Ingeniería de Software desarrolla un sistema de información para optimizar proyectos de la empresa Deltec
Karen Daniela Ferrín

Creado por: Lola Ferrin

15 de Septiembre de 2021

Un egresado javeriano desarrolló un sistema de información para optimizar los recursos y procesos de la empresa Deltec S.A, donde se desempeña como coordinador de sistemas a nivel nacional. 

Se trata de Jonathan López, magíster en Ingeniería de Software, quien a partir de su trabajo de grado tomó la decisión de construir una arquitectura para dar solución a una anomalía que alteraba la inversión económica de los diferentes proyectos que la empresa lidera en Cali, Pereira, Bogotá o en la Costa Atlántica. 

A través del proyecto ‘Diseño de una arquitectura y un prototipo para la ejecución de órdenes de servicio del sector eléctrico en las principales ciudades de Colombia’, este joven buscaba organizar el inventario de Deltec para evitar que por cada proyecto nuevo se compraran herramientas y elementos con los que la empresa ya contaba.

Deltec es una empresa especializada en proveer outsourcing a otras organizaciones en áreas como servicios públicos domiciliarios, gestión comercial y energía solar fotovoltaica. Entre sus clientes se encuentran Emcali, Codensa y Air-e.

“Nosotros atendemos emergencias en casos de energía, acueducto o gas, y para esto la empresa tiene que contar con un stock de materiales y herramientas que se compran según la necesidad de cada proyecto. Por ejemplo, en Cali podíamos necesitar un serrucho y un martillo, pero si el mismo proyecto se empezaba en otra región donde estas herramientas tienen nombres diferentes, la empresa volvía a comprar ese recurso, lo que era innecesario porque siempre hemos tenido la libertad de hacer movimiento del inventario”, explicó Jonathan.

Partiendo de esta problemática, la empresa decidió construir un sistema de información para registrar los recursos que se destinaban a un proyecto inicial. Sin embargo, cada vez que se iniciaba un nuevo trabajo, se construía un sistema diferente para guardar la misma información, por tanto el control del inventario seguía sin resolverse, no solo se estaban duplicando las compras, también los sistemas.

“A raíz de eso empezamos a trabajar en algo que tuviera todo integrado hasta cierta parte porque la ejecución del trabajo es diferente en cada proyecto. Para poder hacer eso necesitábamos tener una buena arquitectura, es decir, una buena infraestructura y un buen sistema de información. Primero, debíamos garantizar que el sistema funcionara en lo posible las 24 horas del día durante toda la semana. Además, debíamos garantizar el aislamiento de la información para cada proyecto y la seguridad de la información de cada uno de nuestros clientes”, agregó.

Te puede interesar: Estudiantes y egresados de los posgrados en Software podrán acceder a más de 700 cursos de Platzi.

En ese sentido, Jonathan, asesorado por el también egresado Carlos Felipe Domínguez, se encaminó a desarrollar una arquitectura que le permitiera crear proyectos y hacer seguimiento en producción sin que impactara a los otros trabajos que la empresa estuviera realizando. También creó un prototipo para dos proyectos puntuales basados en medición de contadores de energía para probar su funcionalidad a diferentes escalas obteniendo resultados positivos tanto en Cali como en Pereira.

“Ahora estamos trabajando con ese sistema de lectura, empezamos con los más pequeños porque el proceso de transición es bastante complicado, hay que mirar qué hay en común para que el sistema no repita el trabajo, sino que se pueda utilizar en tareas diferentes como la suspensión, reconexión y atención de emergencias”, añadió.

Las clases iban a la par con lo que necesitaba el mercado, estábamos a la vanguardia. Si el mercado dictaba que teníamos que aprender a hacer pruebas automatizadas, lo aprendíamos y lo aplicábamos en un caso de la vida real.

Jonathan reconoce que este logro fue posible gracias a los conocimientos adquiridos en el programa y a la posibilidad que le brindó de hacer un trabajo aplicado dentro de la empresa en la que se desempeña, pues pudo fortalecerse en construcción de arquitecturas y pruebas de software, levantamiento de requerimientos, entre otros.

Asimismo, señaló que para él fue “satisfactorio” poder realizar este tipo de trabajos desde la maestría. “Si uno lo ve desde la parte económica, cuando pagas el semestre, aprendes y puedes aplicar lo aprendido de una vez, sientes que definitivamente no te engañaron, que lo que te prometen en este programa es de verdad porque lo puedes usar inmediatamente en tu vida laboral”.

Asegura que lo que más le gustó de su proceso de formación fue contar con un cuerpo de docentes que no solo tienen fortalezas académicas, sino que también cuentan con experiencia en sus respectivas áreas del conocimiento.

“Los profesores, entre ellos Carlos Alberto Llano, comparten contigo la teoría, pero también la práctica usando ejemplos reales de sus vidas laborales, de sus empresas. Es como si estuvieran haciendo una inducción a un trabajo”, aseveró.

Para él, el crecimiento profesional a través del crecimiento académico es un pilar. Recuerda que empezó trabajando como tecnólogo, luego como ingeniero y ahora ocupa un cargo de coordinador a nivel nacional. 

“La Maestría en Ingeniería de Software reforzó mis conocimientos previos y me brindó unos nuevos, así que aumentó mi perfil profesional, y eso me beneficia laboralmente hablando porque me permite aplicar a otros cargos de coordinador o de arquitectura que es a lo que finalmente quiero llegar”, puntualizó. 

Si estás pensando en prepararte para proponer soluciones a problemáticas de tu entorno a partir de los conocimientos en las buenas prácticas de la ingeniería de software y análisis de datos, te invitamos a conocer más de la Especialización en Ingeniería de Software y la Maestría en Ingeniería de Software. 

Egresados Innovación