Pasar al contenido principal

Ayudando a 400 empresas a llegar a mercados externos

Diana Escandón, profesora de Negocios Internacionales, Javeriana Cali

                          Fotografía: Bernardo Peña, especial para Javeriana Cali.

Karen Daniela Ferrín

Creado por: Lola Ferrin

20 de Octubre de 2021

Los emprendedores y empresarios del Valle del Cauca tienen grandes oportunidades para expandirse en mercados globales gracias a la diversidad en la estructura productiva del departamento. Esta es una de las razones por las que desde el 2011, y con financiación de la Javeriana Cali, la profesora Diana Escandón lidera proyectos de internacionalización de empresas.

A partir del análisis del contexto de las organizaciones, esta economista con maestría en Ciencias de la Organización y doctora en Administración de Empresas, asesora a los líderes de las organizaciones para identificar oportunidades de expansión en mercados externos.

Se trata de un ejercicio en el que también participan los estudiantes de Negocios Internacionales y que les ha permitido llevar los conocimientos adquiridos en clases a la práctica en contextos reales. “Ellos tienen la oportunidad de conocer la situación del país, porque no siempre van a estar en un medio ideal; al contrario, entrarán a solucionar este tipo de inconvenientes que tienen las empresas”, explicó Diana.

Durante los últimos diez años este proyecto ha logrado impactar a 400 organizaciones que, luego de brindar información relevante acerca de la manera en la que venían liderando sus procesos de exportación, reciben una retroalimentación que les permite reformular productos, evaluar los destinos con los que venían trabajando y ampliar nuevos horizontes. 

Le puede interesar: Javeriana Cali Edición Especial: Divulgando la excelencia humana y académica

Los estudiantes javerianos se sientan con cada empresario para enseñarles a diligenciar los documentos legales que muchas veces son inglés, y precisamente el idioma es una de las grandes barreras que tienen los productores colombianos a la hora de incursionar en otros mercados. 

“Es un gana-gana donde las empresas nos comparten información que manejamos de manera confidencial y nosotros les brindamos apoyo de diferentes maneras. Por ejemplo, los estudiantes visitan estas empresas, analizan la información y entregan unas recomendaciones útiles para la toma de decisiones, casi siempre se trata de soluciones logísticas. También invitamos a los empresarios a algunas de nuestras clases para que tengan la oportunidad de contarnos su situación”, explicó la académica.

Hasta la fecha se han realizado alrededor de 30 trabajos de grado basados en estas intervenciones, uno de ellos con publicación de un artículo científico en Technology in Society, una de las revistas de mayor impacto en el tema.  

Entre los principales hallazgos de estas actividades es que gran parte de los empresarios estaban haciendo exportaciones de manera empírica sin conocer las condiciones culturales de los países y sin conocimiento de las formalizaciones, aspecto que les causó problemas en sus procesos de negociación. 

En esa misma línea, les ayudan a analizar cuáles son sus mejores opciones en términos logísticos para mover la mercancía según la infraestructura y la seguridad de las carreteras del país. También les explican cómo acomodar los productos para evitar que se vean sospechosos, dado que esta es una de las razones por las que se niega la entrada a un mercado internacional. 

Incluso, este proyecto tiene impactos en temas de género. Explica Diana que en el mundo de la exportación predomina el liderazgo masculino. “El rol de la mujer todavía está muy relegado en las empresas internacionales exitosas, pero hemos encontrado que de esas empresarias a las que les gusta exportar son menos arriesgadas, pero tienen más posibilidades de éxito porque son más estructuradas en términos de costeo. Por eso nos aventuramos a incentivarlas a tomar la decisión de explorar otros mercados”.

Cabe resaltar que después de estas asesorías varias empresas pequeñas empezaron a exportar hacia países cercanos. Además, Diana y sus estudiantes están adelantando investigaciones para descubrir oportunidades en Vietnam, uno de los países que ahora llama mucho la atención, no solo para negocios colombianos, sino para países de otras regiones.

Le puede interesar: Los 'gamers' de la Innovación educativa.

“Vietnam se vuelve una referencia porque está creciendo, porque tiene buenos indicadores, porque no tiene la cantidad de productos que necesita, así que nosotros, en términos de diversificar, guiamos a los empresarios, porque casi siempre tienen como referencia a Estados Unidos, pero nosotros les hablamos de Asia. Estamos investigando, aprendiendo a conocerlo, mirar esos vacíos que tiene y qué productos de Colombia les podemos llevar”, agregó la académica que cuenta con reconocimientos por sus investigaciones sobre emprendimientos femeninos.

Es así como alrededor de este ejercicio nace una apuesta entre la Javeriana Cali, Procolombia y los empresarios involucrados en el proyecto para promover al país en términos de exportación, para crear vínculos y fortalecer relaciones con nuevas fronteras que antes no se habían explorado desde la región. Por ahora están revisando las oportunidades de negocio con la República de Corea, país que está demandando productos colombianos como el café, el aguacate y las aromáticas. 

“Yo creo que en términos de impacto la universidad puede hacer muchas cosas. Primero, poner el conocimiento al servicio de todos, y para nosotros esto es enriquecedor porque sentimos que vamos más allá del aula de clase. A veces se piensa que el conocimiento solo está en los libros, en unos anaqueles por allá guardados, pero nosotros les entregamos ese conocimiento a los empresarios más depurado. El estudiante juega un rol importante en este aspecto”, puntualizó la académica. 

Desarrollo económico Educación Proyección internacional